Terapia para adultos EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular)

¿Te sientes molesto, enojado a menudo? ¿Te aíslas de los demás? ¿Sientes que no eres tan bueno como los demás? ¿Tienes pesadillas o tienes dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido? ¿Han pasado cosas difíciles en tu vida? ? ¿Tiendes a mantener las cosas dentro y no decirlas a nadie? ¿Usas drogas o alcohol, o haces cosas para escapar de los sentimientos incomodos? ¿No lo haces para ganar la aceptación de tus amigos porque no estás conectado a otros, o no sientes que seas tan bueno como los demás?

¡Créelo o no muchas personas se sienten así, incluidos niños y adolescentes y hay ayuda para todos nosotros! Hay una manera de encontrar la esperanza y encontrar nuestros buenos sentimientos otra vez.

Es genial que estés interesado en la búsqueda de lo que te puede ayudar a sentirte mejor. Empecemos por hablar de lo que pasa cuando pasamos por cosas difíciles en nuestras vidas:

Cuando tenemos eventos malos o negativos en nuestras vidas como el abuso, la intimidación o el bullying, el divorcio, accidentes, pérdidas y muerte de un ser querido, la violencia en el hogar, entre otros, el cerebro crea “archivos” que contienen todos los sentimientos, pensamientos y sensaciones corporales relacionados con este evento. Cuando tenemos eventos que no son “demasiado malos”, el cerebro tiene la capacidad de trabajar y organizar estos archivos antes de guardarlos y encerrándolos en forma de recuerdos.

Lo que se almacena se ha resuelto y se ha organizado de tal manera que las cosas negativas se han dejado ir, lo que nos permite mantener las cosas buenas y aprender de esta experiencia. Sin embargo, cuando el evento es muy difícil y traumático o ha ocurrido varias veces, estos archivos pueden sobrecargar el cerebro y este no puede hacer el trabajo de ordenar las cosas y ponerlas en orden. Como resultado, estos archivos son todo un desorden, en piezas que no se pueden poner juntas y ser organizadas por el cerebro. Diferentes eventos de la vida que llamamos “desencadenantes”, pueden abrir estos archivos, puede ser un compañero de clase que se burla de nosotros, o el ser ignorado por nuestra pareja, no conseguir lo que pedimos y muchos más, Cuando se abren los archivos, comenzamos a tener sentimientos confusos.

El EMDR ayuda al cerebro a organizar estos archivos y poner todas las piezas juntas como un rompecabezas. Y cuando finalmente los archivos están organizados, los desencadenantes de la vida cotidiana no tendrán el poder de hacernos sentir como nos sentimos en el pasado cuando las cosas malas y traumáticas nos pasaron. Ya no tenemos que experimentar la tristeza, o la vergüenza, ya no tenemos que sentirnos como que no valemos, y ya no tenemos que comportarnos en forma explosiva, agresiva, o en una forma en que nos arrepentimos después.

El EMDR no es una cura “mágica”. Se necesita un poco de trabajo, pero funcionaaaaaa y vale la pena. El recuperar nuestra felicidad y la capacidad de amar y recibir amor es digno de todos nuestros esfuerzos … ¿no te parece?

(Este es un extracto del libro de Ana: Terapia EMDR y enfoques adjuntos con niños: trauma complejo, apego y disociación)

Una de las muchas cosas que suceden cuando hacemos EMDR es que nos movemos los ojos de un lado a otro mientras pensamos en la / las experiencias malas / negativas o traumáticas. Esto no es nuevo para tus ojos o tu cerebro, de hecho, nos movemos los ojos cada noche de un lado a otro cuando estamos soñando. Esto se conoce como el ciclo de sueño MOR (Movimeintos Oculares Rapidos).

2 pensamientos en “Terapia para adultos EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular)”

Deja un comentario