Cómo salir de la depresión

como salir de la depresion

La depresión es un trastorno de nuestro estado de ánimo que presenta una tristeza, pena o angustia permanente. En ciertas ocasiones, es normal sentir pena o tristeza, un ejemplo claro es cuando tienes una ruptura sentimental o cuando te despiden de tu empleo. Sin embargo, estas penas son pasajeros y disminuyen con el tiempo. Se puede considerar depresión cuando estos sentimientos son continuos y severos, lo cual afecta negativamente a nuestro estado físico y mental. Incluso afecta a nuestro autoestima, altera nuestros hábitos y comportamientos, limitan nuestra actividad física, disminuyen el rendimiento en el trabajo e interfieren en todas nuestras relaciones.

Cómo superar la depresión

Hay formas de superar la depresión sin necesidad de tomar pastillas, existen ejercicios para lograrlo. Incluso, estos son recomendables para personas que no padezcan de depresión y simplemente quieran aprender a manejar mejor sus emociones. Es recomendable tener una rutina diaria para establecer estos hábitos como cotidianos y adaptarnos a ellos con el tiempo.

  1. Busca una solución y deja atrás los problemas: Proponerte cambiar las cosas y salir de la rutina te ayudará a salir de la depresión. Lo peor que puedes hacer es encerrarte en tus problemas así que mejor actívate y establece metas que quieras lograr. Analiza las alternativas de cómo puedes lograr esto y valora las consecuencias tanto positivas como negativas de cada una de ellas y elige la que más fácil y positiva te resulte. Anota esto en un papel y léelo todos los días para que no se te olvide. Una de las características típicas de la depresión es la pérdida de interés por alcanzar objetivos. Las personas siempre necesitamos tener metas, mayores o menores, que poder conseguir en la vida para estar ilusionados y estimulados. El saber establecer objetivos que me ilusiones serán un importante estímulos para superar la depresión y en general en la vida para tener buenos estímulos de superación.

  2. Mantén una actitud positiva y elimina los pensamientos negativos: Esto incluye eliminar los pensamientos inútiles como el “no soy capaz”, “no existe solución”. Es difícil pero requiere un gran esfuerzo y paciencia, los resultados son muy positivos y suponen un gran cambio.

  3. Acepta la realidad tal y como es: Aunque produzca dolor e impotencia si nunca la aceptas no encontrarás la felicidad y el estado de tranquilidad que buscas. No pierdas tu valioso tiempo en forzar la realidad ni lamentándote sobre lo que te sucede.

  4. Sal de ti mismo y obsérvate: Mira tu situación desde fuera para poder darte cuenta de que no es tan mala como parece. A veces uno magnifica las cosas lo cual no es acorde a la realidad, esto genera una visión distorsionada de las cosas.

  5. Dedícate tiempo: Tómate al menos 30 minutos al día para realizar las cosas que verdaderamente hacen que te sientas bien, tus verdaderos pasatiempos o aquello que siempre quisiste hacer pero nunca hiciste. El objetivo de este ejercicio es conseguir desconectar la mente de preocupaciones y ver las cosas con mayor claridad.

  6. Todo esfuerzo tiene su recompensa: Aunque a veces existan dudas de si verdaderamente es así y acabemos por la desilusión y la frustración la vida nos ha hecho ver que nunca debemos rendirnos y que debemos luchar por nuestros objetivos. Debes recordar que la única lucha que se pierde es la que no se hace.

  7. Una alimentación equilibrada ayuda a combatir la depresión: Los alimentos ricos en serotonina actúan de forma positiva en nuestro estado de ánimo creando una sensación de bienestar. Procura tener una alimentación que te provea de lo necesario para encontrarte bien emocionalmente.

  8. Relájate: Los ejercicios de relajación relajan todas las partes del cuerpo eliminando la tensión muscular y produciendo placer. Cuando el cuerpo está relajado, tu aptitud psicológica es más serena y tu manera de pensar se hace menos negativa, aprensiva, obsesiva o rígida. Aparte, ayudan a dormir mejor y proporcionan un descanso de calidad lo que hace que tengamos más energía para afrontar el día a día. Por consecuencia, se logra aumentar la autoestima y disminuir el nivel de depresión.

  9. Medita: Realiza ejercicios de meditación para controlar la mente y eliminar los pensamientos negativos y la sensación de tristeza y angustia permanente que produce la depresión. Sus efectos son muy valiosos para el tratamiento de la ansiedad, la obsesividad, la recaídas de tipo depresivo, las enfermedades psicosomáticas, y en general para el desarrollo de la capacidad de aceptación y tolerancia tanto del dolor físico como cualquier tipo de malestar emocional. Escoge un lugar tranquilo y dedícale al menos 10 minutos cada día.

  10. No te aísles: Es usual aislarse cuando nos sentimos mal. Sin embargo, esto solo empeora las cosas puesto que contribuye a que uno siga sintiéndose triste. Es mejor participar en actividades con otras personas y distraerte, con esto, conseguirás aumentar la autoestima y la seguridad en ti mismo.

  11. Respira bien: Muchos de los síntomas de la depresión son debidos a una mala respiración, por lo general rápida y superficial. Por esta razón, debemos preocuparnos por respirar correctamente al igual que lo hacemos por comer sano y dormir bien.

  12. Aprende a solucionar problemas: El saber solucionar los diferentes problemas a los que la vida nos somete es algo que podemos aprender o mejorar a través de estrategias de solución de problemas que han sido bien constatadas empíricamente. Se trata de desarrollar la capacidad de saber valorar adecuadamente los pros y los contras que implica cualquier toma de decisiones para poder elegir adecuadamente.

Deja un comentario